Lo primero que debes saber para decidir sí comprar o no una cerradura antibumping es qué es bumping. Es muy sencillo, es el nombre que se le da a un método de robo que tiene la propiedad de dar apertura a una puerta sin usar la llave y sin forzar la cerradura.

Muchas veces es denominado como el “método perfecto” y es que emplea una llave moldeable que es manipulado al ingresar en la cerradura, normalmente con un martillo, lo que la amolda a los cilindros y hace que la puerta abra.

Lo más peligroso no es el método, es que internet hay cientos de videos que te explican desde cómo realizar la llave hasta cómo utilizarla para abrir las cerraduras. Incluso hay quienes la venden listas.

Por eso es tan importante que tengas la cerradura adecuada para evitar esta clase de robos, que de seguro pondrán en riesgo el bienestar y la seguridad de tu inmueble.

Pero ¿qué cerradura comprar? ¡descúbrela con nosotros!

La cerradura antibumping: ventajas.

#1 El cilindro.

Las cerraduras son más o menos vulnerables dependiendo del cilindro que empleen, así que la solución es fácil: diseñar un cilindro que oculte la entrada de la llave.

Además, el sistema intrincado de los cilindros de la cerradura antibumping impiden por total el uso de las llaves moldeables, ya que incluso pueden partirse dentro sin dar el acceso.

#2 Las aseguradoras.

El comprar una cerradura de este tipo te asegura que, para poder robar o ingresar a tu vivienda deban forzar o destrozar la puerta, lo que implica que quedarán pruebas de lograr concretarse el acto.

Esto asegura que las aseguradoras indemnicen tu propiedad en caso de hurto o robo.

Cosa que no pasaría si tuvieras una cerradura común, ya que no queda prueba alguna y las aseguradoras se negarían.

#3 Incluyen protectores magnéticos.

La mayoría de las cerraduras antibumping traen una suerte de protector magnético como un abocardado que no sólo oculta la entrada de la llave, sino que no permite la introducción de ninguna otra e impide el uso de pegamentos y siliconas.

#4 Otras clases de robos.

Ayudan a cuidar tu inmueble de otras formas clásicas, como el uso de tarjetas o palancas, así que no es sólo protegerte contra las llaves bumping.

Como habrás visto, razones sobran para adquirir una de esta clase de cerraduras, que además te ofrecen protección a otros tipos de robo ¡así que corre ya a conseguir la tuya!

¿Por qué comprar una cerradura antibumping?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *