Antes de plantearte hacer todas las etapas del Camino de Santiago, es importante queseas consciente sobre tu preparación física y mental, de manera que no te exijas más de lo que puedes dar en las rutas; un punto importante de esto es la existencia de caminos escarpados y montañosos de gran dificultad.

Esto no quiere decir que necesites ser un experto en senderismo para recorrer estos caminos, tan solo no debes ser confiado y pensar que todas las rutas y etapas serán iguales, ya que un camino sin desniveles puede convertirse en un río al que atravesar o en un bosque montañoso. ¿Quieres prepararte? ¡Sigue leyendo!

¿Cuáles son los consejos para prepararte?

Muchas personas que se enfrentan a las etapas del Camino de Santiago por primera vez, no se encuentran en buenas condiciones físicas y mentales para el recorrido, esto puede llegar a ser frustrante cuando lo que se busca es disfrutar de algo nuevo; por eso hoy conocerás esas consideraciones que necesitas para prepararte, éstas son:

  • Ejercicios de caminata: El principal ejercicio que necesitas realizar es la caminata, aumentando poco a poco las longitudes y los tiempos hasta que te sientas totalmente cómodo, puedes comenzar con 15 minutos y aumentar de 15 en 15 hasta que alcances las 5 horas.
  • Ejercicios de cardio: Para aumentar la resistencia de tu cuerpo puedes realizar ejercicios con bicicleta, comienza con 30 minutos para fortalecer tus pulmones y activar tu circulación; puedes combinarlo con otras actividades, como correr, saltar la cuerda, nadar o hacer aeróbics.
  • Ejercicios de músculos: Sitrabajas los músculos de tus piernas te evitarse lesiones durante el recorrido, para aumentar la musculatura de estas zonas puedes escoger las sentadillas, zancadas o las carreras; estos ejercicios los puedes hacer por repeticiones o por tiempo, comenzando con poco.
  • Ejercicios de estiramiento: La elasticidad de tu cuerpo será de gran ayuda para esos momentos en los que necesites escalar o hacer bajadas en el camino, para esto el mejor ejercicio es el estiramiento del tendón de Aquiles, de manera que evites lesiones en la zona de los tobillos.

Para finalizar, es importante que también prepares tu mente para las diferentes etapas del Camino de Santiago, ya sea buscando toda la información de la ruta que deseas hacer, como organizando hasta el más mínimo detalle, de manera quetu me te se encuentre concentrada en los retos físicos que hallarás en este excelente recorrido.

Consejos para prepararte físicamente previo a las etapas del Camino de Santiago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *